Diez años del golazo de Messi que nos remontó a México ’86

descarga

Driblear a seis jugadores desde la mitad de la cancha hasta la línea de gol, enganchar y zafar de la salida del portero y convertir con tu pierna menos hábil, en menos de 2’ minutos, son pinturas que dibujan el hermoso cuadro creado por Lionel Messi un 18 de abril del 2007, una jugada calcada del mejor repertorio de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Diego Maradona, el 22 de junio de 1986.

En el 2007, Lionel Messi comenzaba su andadura por el fútbol de élite y agregaba esta tremenda joya a su historial, sirvió para el 2-0 sobre el Getafe en la Copa del Rey de España, una jugada que marcó una antes y un después en su carrera, sobre todo por no poder evitar los comentarios que lo catalogaban como el próximo astro del balompié mundial, como lo fue su compatriota, Diego Armando Maradona, leyenda argentina, campeón del Mundial de México 1986.

En aquel certamen mundial, Diego, inmortalizó una jugada fantástica para ganarle a Inglaterra 2-1 y pasar a las semifinales de 1986. En un mediocampo rodeado de marca, esquiva la defensa mediante el dribleo a seis 6 jugadores, recorriendo un total de 65 metros, hasta la línea de final y marca el tanto, un gol denominado “el gol del siglo”, uno de los mejores de un Mundial. “Yo creo que es un gol soñado, y no lo digo solo porque lo haya hecho yo”, resalta siempre Maradona.

Similar, hasta en la cantidad de rivales desparramados en su andar, fue el tanto marcado por Lionel Messi hace 10 años atrás. Con la cabellera larga, y cara de niño travieso, el argentino tomó el balón desde casi la misma posición que Diego, y empezó la aventura, con la diferencia que Leo definió con su pierna derecha, un tanto que se convertiría en uno de los mejores de su carrera.

“El gol similar al de Diego, pero no me puedo comparar con él. Vi el espacio, tenía hueco y me fui para adelante. Estuve bien. Encaré y definí. El objetivo era la portería y definir la jugada. Miré que Samu (Eto’o) estaba ahí, pero estaban los dos defensores yendo para atrás, no salían, vi hueco y me la jugué yo. En el último regate, tras superar al portero, pensé pegarle, pero decidí pasarle. Vi que se tiraba un defensa y levanté un poco el balón. El gol ha sido lindo, estoy feliz porque me ha salido así”, había relatado el astro Lionel en aquella oportunidad, tras marcar el tremendo gol.

Dos goles que quedaron grabados en la retina no solo de los argentinos, sino en los aficionados y amantes del deporte rey, por la espectacularidad de las acciones y por los protagonistas principales de ambas jugadas.

 

 

 

Fuente: CONMEBOL.com