La cantante Rihanna reabre de nuevo el debate sobre las armas de fuego

No es ni mucho menos un debate nuevo ni un tema polémico que afecte a un nuevo país, por desgracia sí es un tema que repunta siempre después de una tragedia. La cantante Rihanna ha sido la última personalidad en reclamar el fin de la violencia con armas de fuego después de que su propio primo muriera tiroteado en el país natal de ambos, Barbados. Además de emocionadas palabras de despedida para su primo, al que estaba muy unida, incluyó en su mensaje de Instagram el hagstag #endgunviolence, algo así como “fin a la violencia con armas de fuego”. La cantante ya se había sentido conmocionada recientemente, tras el ataque en el hotel Mandalay Bay de Las Vegas, donde un tirador asesinó a 59 personas. “Rezo una oración para todas las víctimas y sus seres queridos, también para los residentes y visitantes de Las Vegas ¡Este fue un acto horrible de terror!”, decía en Twitter la cantante el pasado octubre, tras la masacre. Precisamente fue aquel ataque el último hecho que unió a las grandes personalidades de EE UU, la mayoría del mundo de la cultura, en torno a la petición de una nueva legislación que aumente el control de las armas de fuego en EE UU. La libre circulación de armas y la facilidad para adquirirlas es un problema tanto en EE UU como en Barbados, donde el pasado año y con una población que no llega a 300.000 habitantes, hubo 22 asesinatos a tiros. La tasa de homicidios de Barbados (datos de 2013 de IndexMundi) por cada 100.000 habitantes fue de 8.44. La de EE UU en el mismo año fue de casi 4. Para hacerse una idea cabe decir que en España el dato fue de 0,63. Artistas como la cantante Lady Gaga o la actriz Julianne Moore son dos de las más activas y las que más han solicitado el control de las armas de fuego. “Hoy lloramos a las víctimas, mañana luchamos por ellas. Únete al movimiento para terminar con la violencia de las armas”, decía Moore en su cuenta de Twitter. “El terror no tiene fronteras de raza, género o religión. Demócratas y republicanos, por favor uniros en el control de armas”, reclamaba Gaga en la misma red social. No son las únicas. Sería prudente prohibir las armas de asalto y los silenciadores. No sería excesivo”, opinaba la intérprete Elizabeth Banks y la modelo Gigi Hadid se preguntaba si la facilidad para tener un arma “vale la pena a cambio de todas esas vidas”. La actriz Alyssa Mylano, las cantantes Ariana Grande, Madonna y Jennifer Lopez también se han pronunciado claramente en contra de la proliferación de armas de fuego en más de una ocasión, un tema que en EE UU despierta enconados debates pues el lobby armamentístico es muy potente y la concepción de la tenencia de armas como un derecho está muy arraigada en ese país.
La cantante Lady Gaga o la actriz Julianne Moore son grandes defensoras del control de armas de fuego, como también Ariana Grande, Madonna y Jennifer Lopez.

Fuente: 20Minutos.